31 de enero de 2008



¿Dónde te has metido, sombra?

Nadie va a entender, salvo tú.

Vuelve...

4 comentarios:

Una Sombra dijo...

Hola Carmen. Ya sé que no tengo perdón de Dios. He estado tan liado que apenas he tenido tiempo de nada. Hoy he tenido que madrugar, me espera un largo día. No sé por qué, me acordé de tu blog, entré y vi que me estabas buscando. No te preocupes, aquí estoy. A ver si puedo entrar luego con más tranquilidad y leo todo lo que has escrito, que seguro que me va a encantar. Intentaré dejarte alguna fotito. Un beso

Pedro (Glup). dijo...

Me he leído tu blog, de principio a fin.
Sin querer, post a post, te he leído.
Una mujer entera.
Yo no sé quién escribe bien, sé quién me toca el corazón.
Y aquí, leyéndote, he sentido un roce dentro, de humanidad, de sentimientos bellos, normales, los que nos pasan a muchos, los de las personas que tenemos alrededor (aunque a veces no sepamos verlas).
Quizás tengo una noche sensible, pero el conjunto me ha emocionado.
Rebosa sinceridad.
Gracias.
También por tus palabras en mi blog.
Carmen, gracias.

Carmen dijo...

Una noche, entonces, sensible para ambos.
Ha sido un placer, Pedro.

Pedro (Glup). dijo...

En este post dices mucho, mucho, en muy poco.
Profundo.