30 de noviembre de 2008

A mi hermano E


Cuarenta años después, aún te tomo de la mano si necesitas compañía y luz.
Y te descubro como un hombre maduro de quien aprendo, a quien necesito, y a quien quiero con todo mi corazón.


7 comentarios:

Bohemia dijo...

que ternura de fotos y que palbras tan bonitas...

Besos

ybris dijo...

Hay sentimientos que existen desde antes de los cuarenta.
Pero se dicen desde mucho más dentro después de los cuarenta.

Besos.

PARADOXIA dijo...

Hola Carmen,

Por aqui dando la vuelta en tu rincon, para saludar principalmente, y para desearte Felices Fiestas de fin de año. Si son maravillosas las fotos.

Golfo dijo...

Que no hay nada como una hermana.

Carmen Alanís dijo...

que lindas imñagenes
que este 09 sea el mejor año del mundo
bendiciones y mucha salud!

Pedro dijo...

Me has recordado la relación especial que tengo con mi (nuestra, somos una familia cuatro chicos) única hermana, la que vive ahí, en el Puerto

Besos

José Luis Balsalobre dijo...

Hola Carmen! Muchas gracias por reaparecer. El mundo es un pañuelo, y el tiempo también. Las sombras son sombras hasta que alguien las ilumina...alguien como tú.
Un besazo